¡Escapada a Múnich en 2 días!

Una de las ciudades que siempre me ha llamado la atención de Alemania era Múnich y aunque se terminaban las vacaciones y acababa de volver de un viaje, en mi cabeza solo estaba la idea de subir a un avión y descubrir la ciudad bávara, así que sin darle mas vueltas se lo dije a mis mejores compañeros de aventura (mis hermanos) y nos hicimos una escapada exprés.

Miramos el avión con la compañía Air Europaque justo tenía una gran oferta en vuelos y lo tomamos como una señal, ¡era momento de ir a Múnich!.

El alojamiento también lo encontramos a muy buen precio y a solo 5 minutos andando de Marienplatz, la plaza mas importante de la ciudad. He de decir que acaba de pasar la famosa Oktoberfestpor lo que los precios habían bajado bastante así que todo estaba a nuestro favor.

Para ir desde el aeropuerto hasta el hotel utilizamos el tren, es verdad que la red de transportes allí al principio puede parecer un poco liosa pero enseguida te haces con ello, además que pasan muy a menudo por lo que para gente de Madrid como yo, acostumbrados a que tarden tanto, acabas encantada😄 Como eramos tres personas cogimos el billete Airport City Day Ticket – Gruppen Tageskarten,que costaba 22€ y con el que pueden viajar hasta cinco personas en todos los transportes (tren, metro, autobús y tranvía) durante todo el día.

Aprovechamos el billete para empezar a ver lo que mas lejos estaba y comenzamos por el Palacio de Nymphenburg con sus grandes jardines principales. El precio de la entrada al palacio varía dependiendo de la temporada, a nosotros nos costó 12€ cada una para ver solo el salón principal y dos habitaciones, ya que el Museo de las Carrozas y los Jardines Traseros estaban cerrados por reformas y no pudimos verlo, así que nos defraudó un poco entrar al palacio. Aún así estaba tan emocionada de estar en Múnich que nada me podía quitar la sonrisa.

Tras terminar de ver el palacio como somos muy futboleros nos fuimos a ver el estadio Allianz Arena que también estaba más retirado del centro, además ese fin de semana jugaba el Bayern de Múnich y estaban preparando el campo por lo que no se podía entrar a ver el estadio por dentro, pero como yo soy muy curiosa me infiltré un poquito y pude ver algo 😄

Ya era de volver al centro y mi hermana como buena historiadora había oído hablar de la Cervecería Hofbräuhaus, la cervecería más famosa de Baviera por su importancia como lugar de reunión en la antigua política y ahora convertida en la principal atracción turística de la ciudad, así que allí que nos fuimos a cenar y desde ese momento se convirtió en mi lugar favorito. Desde que entras es como vivir dentro de la famosa Oktoberfestel ambiente que se respira es único, la música en directo… Las mesas no están separadas, son largos bancos donde tienes que compartir asiento con el resto de gente y ese es su mayor atractivo, la gente es encantadora y enseguida te sientes como en casa, por no hablar de su famosa cerveza HB y su riquísima comida, desde luego esta cervecería es de obligada visita y nosotros sabíamos que no podíamos volver a España sin visitarla de nuevo 😃.

blog

Al día siguiente con más ganas que el primer día si cabe nos pusimos temprano a explorar la ciudad y comenzamos por Odeonsplatz, seguidos de Marienplatz y su famoso carillón en el Nuevo Ayuntamiento, donde las figuras de tamaño real realizan la “Danza de Cooper”. Si quieres verlo en movimiento funciona tres veces al día, a las 11:00h, 12:00h y a las 17:00h, aunque puede variar dependiendo de la temporada.

Por supuesto si te gustan las vistas de pájaro, no te puedes ir sin subir a la torre de la Iglesia de San Pedro, el precio por subir es de 2€ por persona y hay más de 300 escalones que separan el suelo del mirador, así que tómalo con calma porque las vistas son realmente fantásticas.

DSC_0817

Llegada la hora de comer y si te quieres sentir como un verdadero muniquense, tienes que ir al Viktualienmarkt, un mercado donde puedes encontrar desde comida y bebida hasta todo tipo de recuerdos típicos de la ciudad. Nosotros optamos por una famosa salchicha alemana y a seguir viendo la ciudad que ya sólo nos quedaban unas horas.

Otro de los lugares que no puedes dejar de visitar es La Catedral de Múnich, en la que se encuentra la huella del diablo o la Müchner Residenz (Residencia de Múnich) otro de mis lugares favoritos de la ciudad, por dentro es espectacular y la entrada combina tanto la Residencia como el Tesoro y el Teatro, ¡una verdadera joya!

Para terminar nuestra escapada visitamos el Englischer Garten, uno de los parques urbanos más grandes del mundo donde poder desconectar. Lo que más me llamó la atención fue ver surfistas en el parque, sí como lo lees ¡surfistas!, y es que en el puente del río colocan un tronco para que la fuerza del agua haga una ola y así puedan surfear. Desde luego que es todo un espectáculo para terminar nuestra visita por Múnich.

IMG_9637

Nos quedaron muchas cosas por ver pero quedamos tan enamorados de la ciudad que seguro muy pronto nos hacemos una nueva escapada exprés 😄✈

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s